Modelo Pedagógico

ETHAZI, ciclos de alto rendimiento, es un modelo de aprendizaje colaborativo basado en retos.

Partiendo de las necesidades y competencias técnicas y específicas de cada ciclo formativo, se plantean situaciones o problemas donde el proceso de trabajo permite al alumnado vivir la situación como un reto.

Estos retos se desarrollan siempre en equipos, reforzando también competencias transversales fuera del ciclo formativo, tales como la comunicación, el desarrollo personal y el trabajo colaborativo, lo que permite generar el conocimiento necesario para aportar las mejores soluciones.

El planteamiento del modelo educativo a través de retos se interpreta como un proceso de evolución, recayendo la responsabilidad en el alumnado. Este aprendizaje crea escenarios donde los estudiantes, a nivel individual y de equipo, realizan acciones con un resultado que después se interpreta, se analiza lo que ha funcionado y lo que no, y se decide qué cambios habrán que tomarse para abordar de forma diferente el siguiente reto para conseguir mejores objetivos.

Programación en base a retos intermodulares
Se busca que los retos se acerquen al máximo a situaciones reales en el ámbito laboral, desde cada ciclo formativo.
Equipos docentes de ciclo autogestionados
Grupos reducidos de miembros del equipo docente, responsables del ciclo formativo según las necesidades del alumnado.
Evaluación por competencias para evolucionar
Se ofrece retroalimentación constante al alumnado en su proceso de aprendizaje en la adquisición de las competencias profesionales.
Flexibilidad organizacional de los espacios
Esta nueva metodología requiere espacios y mobiliario flexibles, que propicien ambientes favorables para el trabajo colaborativo.

Próximas actividades